Inicio
Nuestra Vida


Vivir Felíz PDF Imprimir E-mail

¿EL SER CRISTIANOS NOS HACE FELICES?

¿O bien nos impone límites, deberes, cargas, que hacen la vida triste e infeliz, o menos feliz, menos plena que otra que no se califica de cristiana?

La vida quiere ser gozada inmediatamente; la felicidad atrae como un derecho soberano; y la felicidad parece ser el placer, el gozo de las experiencias instintivas, fáciles, egoístas.

Leer más...
 
Los Adolescentes PDF Imprimir E-mail

Uno de los momentos más críticos en la relación padre-hijo es la llegada de la adolescencia. Aprenda a comprender a su hijo para llevar una relación más productiva, afectiva y respetuosa.

"Un adolescente es un niño con miedo a crecer". Esta definición de un canta-autor es quizá la mejor manera de describir la particular situación que viven los jóvenes en una de las etapas del crecimiento que mayores dificultades conlleva y que a veces los padres no logran entender.

Leer más...
 
Las Virtudes PDF Imprimir E-mail

La concepción tomista de la virtud es fiel al pensamiento aristotélico, de quien se separa únicamente en la cuestión de las virtudes teologales, virtudes desconocidas por Aristóteles. El alma realiza los actos que le son propios mediante las facultades.

Leer más...
 
La Mujer PDF Imprimir E-mail

MUJER

Mujer que miras dentro,
muda, íntima, perdida,
¿está tu alma afligida?
¡Se ve en tus rasgos amargos,
la ilusión desvanecida!.

Leer más...
 
El Matrimonio PDF Imprimir E-mail

 

La vocación al matrimonio se inscribe en la naturaleza misma del hombre y de la mujer según salieron de la mano del Creador; así pues, el matrimonio no es una institución puramente humana y a pesar de las numerosas variaciones que haya podido sufrir a lo largo de los siglos, en las diferentes civilizaciones, estructuras sociales y actitudes espirituales, existe en todas las culturas un cierto sentido de grandeza en la unión matrimonial.

La Sagrada Escritura afirma que el hombre y la mujer fueron creados el uno para el otro: "No es bueno que el hombre esté solo". La mujer, "carne de su carne", es decir su otra mitad, su igual, la criatura más semejante al hombre mismo, le es dada por Dios como un "auxilio".

Leer más...
 
Más artículos...
<< Inicio < Prev 1 2 Próximo > Fin >>

Página 1 de 2