Inicio Presentación Mensajes Nuevos Píldora De Meditación 283
Píldora De Meditación 283 PDF Imprimir E-mail


SE EXTIENDEN PELIGROSAMENTE

 

LOS CASOS DE DEPRESIÓN

 

 

Nadie sabe qué va a pasar en el futuro con exactitud. Sin embargo, a partir de los datos estadísticos que nos llegan a través de los medios de comunicación, es posible llegar a precisar algunos de los fenómenos psíquicos que podrían ocurrir dentro de poco tiempo, haciendo que la depresión se convierta en la cuarta causa de consulta médica en el mundo.

 

En el mundo la multitud de deprimidos, se acerca a los 150 millones de personas, según los últimos cálculos de la OPS/OMS. Colombia también sufre de esta enfermedad.

 

La depresión es un trastorno del cerebro. Existen muchas causas, incluyendo factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos. La depresión puede comenzar a cualquier edad, pero suele empezar en la juventud o en adultos jóvenes. Es mucho más común en las mujeres. Las mujeres también pueden tener depresión posparto después de dar a luz. La depresión es una parte del trastorno bipolar. La depresión es una enfermedad clínica severa. Es más que sentirse "triste" por algunos días. Esta depresión causa en las personas que la padecen la pérdida paulatina o inmediata de la capacidad de poder disfrutar completamente la vida, pues como afirman los entendidos, “cuando hay depresión no se cree en el pasado, no se disfruta el presente y desaparece el futuro", situación que interfiere con su vida cotidiana.

 

Los síntomas pueden incluir: Sentirse triste o "vacío", pérdida de interés en sus actividades favoritas; aumento o pérdida del apetito; no poder dormir o dormir demasiado; sentirse muy cansado(a), sentirse sin esperanzas, irritable, ansioso(a) o culpable; dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos; e ideas de muerte como de suicidio

 

Existen tratamientos eficaces para la depresión, incluyendo antidepresivos y terapia de conversación, o ambos a la vez. Pero, pese a ser un mal tan extendido, es casi un tema tabú. Aún hoy tener trastornos emocionales es una vergüenza. El paciente depresivo prefiere ocultar su malestar y presentarlo como otra cosa. Ser depresivo es vergonzante.

 

Si la depresión sufre de mala imagen, ni hablar de los medicamentos con que los siquiatras la combaten. "Hay una gran prevención social contra los antidepresivos. Lo cual es absurdo porque es como si alguien estuviera en contra de las pastillas contra la hipertensión. Es importante que la gente cambie su actitud hacia ellos, pues, pueden llegar a ser el anillo, el deseo que tenía el poderoso rey de un antiguo cuento sufi.

 

 

Francisco Sastoque, o.p.