Inicio Presentación Mensajes Nuevos Píldora De Meditación 284
Píldora De Meditación 284 PDF Imprimir E-mail


LA DEPRESION, ENFERMEDAD SILENCIOSA

 

 

Un informe realizado por la Dirección de Salud Mental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 14 países de cuatro continentes, reveló que la cuarta parte de los pacientes que acuden a la consulta de atención primaria sufren algún desequilibrio mental o un problema sicológico, en especial depresión o ansiedad.

 

La depresión es una enfermedad con una sintomatología específica. Sin embargo, los médicos generales o especialistas rara vez la diagnostican como tal. Por ello, el paciente pierde tiempo de consultorio en consultorio hasta que alguien tiene la gentileza de remitirlo al siquiatra como última opción. "Al depresivo mientras no moleste, mientras no manifieste su angustia, nadie le para bolas", afirman los siquiatras.

 

La depresión es una suma de factores de género, herencia y cierto temperamento afectivo que hace a algunas personas más vulnerables a los factores estresantes ambientales. Afecta en mayor medida a las mujeres que a los hombres y existen ciertas edades en las que unos y otros son más susceptibles de deprimirse.

 

Una primera etapa en la que ambos sexos se ven afectados es la comprendida de los 20 a los 25 años. Pero la depresión puede presentarse luego, en las mujeres entre 40 y 45 años y los hombres entre 45 y 55 años.

 

Para diagnosticar una depresión mayor, los siquiatras tienen en cuenta que el paciente haya estado deprimido la mayor parte del día durante dos semanas y muestre incapacidad o desinterés para sentir placer.

 

Además, la persona tiene que manifestar por lo menos cuatro de los siguientes síntomas:

 

* Aumento o disminución de peso, que puede llegar a representar el 5% del peso total.

* Insomnio o hipersomnia. Lo más común es que se presente el primero bajo la forma del despertar temprano, es decir, levantarse a las dos o tres de la madrugada a rumiar ideas y pensamientos.

* Pérdida de energía o sensación constante de fatiga.

* Sentimientos constantes de inutilidad o culpa.

* Presencia constante de pensamientos catastróficos o relacionados con la muerte o el suicidio.

* Disminución de la capacidad de concentración; los deprimidos la relacionan más con la pérdida de la memoria.

* Agitación o retardo sicomotor.