Inicio Presentación Mensajes Nuevos Píldora De Meditación 293
Píldora De Meditación 293 PDF Imprimir E-mail


Oración

 

 

¡Qué bueno es darte gracias, Señor!

 

¡Qué bueno es descubrirte presente en mi vida!

 

¡Qué grande eres, Señor mío y Dios mío, por la inmensa bendición de tu presencia en todo instante!

 

Ahora abro mis labios para cantar tus grandezas y maravillas: En el descanso me cuidaste, en mis sueños velaste, en mi despertar preparaste todo para verme sonreír, en todas las mañana de cada día nuevo, estás presente para bendecirme.

 

Te doy gracias, Señor, porque sé que en mi jornada diaria caminaré en tu presencia. Con tu voluntad como bastón y tu escudo como protección, iré siempre seguro, pues confío absolutamente en ti, mi Señor. A nada temo, porque tu mano poderosa está conmigo y se cierne sobre mi cabeza tu amparo protector. Sé que tú has levantado una muralla en

mi alrededor para protegerme de todo aquello y de todas aquellas personas que me quieren hacer daño y están buscando la manera de agredirme.

 

Amor mío, haz que viva para ti y que esté siempre en tu presencia amorosa.

 

¡Señor mío y Dios mío! Te confío mi vida y la de todos mis seres queridos en este momento, en este día, en esta semana, en toda mi vida.

 

 

Amén.